Si Tévez, Messi, Higuaín,

ni un gol le hacen a Nigeria

la cosa se pone seria:

casi de color hollín.

Pero si un tal Robert Green,

guardameta de Inglaterra,

filantrópico, se emperra

en regalarles un punto

a los gringos, el asunto

es más que serio: es que aterra.

______________________________________________________________

Sobre la vena filantrópica de Robert Green consúltese también este otro video :