Paraguay, Paraguay,

qué 120 minutos

–más que peludos, ¡hirsutos!–

nos tuvistes en un ¡ay!

y con miedo al samurai.

Mas esta tarde en Pretoria

penalteaste la victoria,

y con todos los honores

entre los ocho mejores

estás ya, y has hecho Historia.