De los mejores partidos,

con mucha codicia sana,

es el que jugaron Ghana

y los Estados Unidos.

Mexicanos atrevidos

y argentinos prepotentes,

con pingües cuentas corrientes:

tomen ejemplo y lección,

y juéguense el corazón,

armados hasta los dientes.

 

Un comentario en “Segundo día de octavos

  1. ¿Cómo es eso de argentinos prepotentes? Están dejando el corazón, los muchachos, motivados y contenidos por un Maradona que nos sorprendió a todos con lo bien que se está portando. ¡Arriba Argentina!