noviembre 16, 2015

Gignac: libre y loco

Allí donde se admite la intolerancia teológica,
es imposible que ésta no tenga algún efecto civil…

—Jean-Jacques Rousseau

Marchándose del Olympique de Marsella para jugar en México, su carrera en la selección de Francia parecía terminada. A pesar de que su excelente última campaña en la liga francesa y el fin de su contrato despertaban interés por él desde Inglaterra, España e Italia, prefirió no obstante cambiar aires y fichar por los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Incomprensible, decían sus compatriotas. Pero su racha goleadora en el Universitario de San Nicolás de los Garza aunada a un escándalo judicial de dos de las estrellas galas propició su regreso con Les Bleus en el mismísimo Stade de France.

Leer más

Leer completo